contenido de la página
 Inicio
 Camaras
 Básculas
 Reloj de sol
 Tienda online
 Envios
 Contactar
 Visits
 

La experiencia técnica del fotógrafo reside en su capacidad para seleccionar la velocidad de obturación correcta, el diafragma y un enfoque preciso para cada fotografía a realizar. La luminosidad de un objetivo viene determinada por su abertura máxima. Un objetivo con relación f16 o f22 se dice que es poco luminoso: su abertura es pequeña en comparación con la distancia a la película, y pasa poca luz a través de ella. Un objetivo más luminoso, por ejemplo un f2, tiene mayor abertura y permite el paso de más cantidad de luz. En la práctica, un objetivo "se frena" mediante el empleo de un diafragma iris, de modo que el objetivo puede tener, por ejemplo, f2 a abertura total y tan sólo f22 a su abertura mínima, conociéndose los intervalos por pasos o diafragma. Las relaciones f de los pasos de diafragma se calculan de manera que el área de recogida de luz del objetivo se modifique según un factor 2x entre cada paso, para los cual los números f, proporcionales a los diámetros, deben formar una relación de "raiz cuadrada de 2x"; la serie más frecuente es 1,4: 2: 2,8: 4: 5,6: 8: 11: 16: 22: 32.

Asimismo, la abertura del objetivo controla la profundidad de campo de la imagen (del objeto que está en foco). Con f22, tanto los objetos próximos como los lejanos estarán en foco, mientras que con f2 sólo estarán enfocados los situados a una distancia muy precisa (que a veces es el efecto buscado).

La velocidad de obturación, equivalente al tiempo de exposición, tiene la propiedad de ser capaz de detener el movimiento. Las velocidades más rápidas, por ejemplo, 1/1.000 de segundo, producen fotos congeladas y eliminan cualquier sacudida de la cámara, pero no permiten el paso de tanta cantidad de luz para impresionar la película como las exposiciones más prolongadas. Los tiempos de exposición más largos con los cuales se evita el movimiento involuntario de la cámara sostenida con las manos son del orden de 1/30 de segundo; cuando hay poca luz se requieren tiempos de exposición mayores, por lo cual se hace necesario montar la máquina en un trípode.

Las velocidades de obturación también cambian según el factor 2x; los valores habituales son: 1, 1/2, 1/4, 1/8, 1/15, 1/30, 1/60, 1/125, 1/250, 1/500, 1/1000 de segundo. Esto permite compensar con facilidad los pasos similares de la apertura del objetivo: si la exposición adecuada para tomar una fotografía determinada es de 1/125 de segundo a f8, también lo será 1/60 de segundo y f11. La cantidad total de luz que impresiona la película el proporcional al área de la abertura de paso y al tiempo que está abierta. La película recibirá la misma cantidad de luz con doble área y mitad de tiempo.

[Enviada por pep]
Posted by: pep on viernes 13 noviembre 2009 - 22:32:13 | Comments turned off


Ir a la página  1 2 3 4


  • Invitados:GUESTS_ONLINE
  • Miembros:MEMBERS_ONLINE
  • Miembro más reciente:pep
  • Más siempre en línea:0
    enjueves 01 enero 1970 - 00:00:00
[center]
[/center]
Los contenidos totales o parciales de este WEBSITE no puede ser reproducidos, distribuidos, comunicados publicamente en forma alguna ni almacenados sin la previa autorizacion por escrito.
Web dise�ada y creada por
-correo electronico-
LA WEB DE TULUM (e107)

Distributed by %THEMESBASE_TAG%, %THEMESBASE_TAG%